607 300 044 (Ayuda 24h) Envío Gratis

Sillón Mecedora Lactancia

La lactancia es una de las etapas más tiernas y vinculantes entre una madre y su bebé, pero como en otras situaciones, los inicios pueden ser difíciles. Conseguir un lugar adecuado y una postura cómoda que te permita estar en armonía con tu bebé. Para ello están las butacas lactancia. Una butaca lactancia te ayuda a que la lactancia sea un momen...

Sillón Mecedora Lactancia

La lactancia es una de las etapas más tiernas y vinculantes entre una madre y su bebé, pero como en otras situaciones, los inicios pueden ser difíciles. Conseguir un lugar adecuado y una postura cómoda que te permita estar en armonía con tu bebé. Para ello están las butacas lactancia. Una butaca lactancia te ayuda a que la lactancia sea un momento agradable, e incluso es válida también para los papás, ya que al ser mecedora, se convierte en una gran aliada para calmar y dormir al bebé en brazos con la ayuda del balanceo de la butaca lactancia.

¿Cómo debe ser una buena mecedora lactancia?

Una butaca lactancia debe ser mullida y confortable. Además debe balancearse suavemente, sin tener que hacer demasiada fuerza, pero al mismo tiempo estable para que tengas la posibilidad de no estar continuamente en movimiento si así lo prefieres.

Las medidas son también importantes a la hora de decidirte por una butaca lactancia. La altura debe ser la suficiente para que te permita levantarte con tu bebé sin necesidad de apoyar ninguno de los brazos en el sillón. La altura del respaldo tiene que permitirte apoyar la cabeza cómodamente e incluso puedas dormir durante las tomas nocturnas.

El tapizado ha de ser todoterreno, es decir, que se pueda limpiar fácilmente con un trapo húmedo o una toallita. En Sillon Lactancia tienes un montón de tapizados diferentes, todos ellos elaborados con materiales de alta calidad, lavables y en variedad de tonalidades para que escojas la que más te guste y vaya a juego con la habitación en la que estará la butaca lactancia.

También, puedes combinar tu butaca lactancia con un cojín. Al principio el papel que juega puede que no sea muy importante, pero a medida que tu bebé crezca y vaya cogiendo peso, el cojín te permitirá adoptar posturas más cómodas. 

En sillondelactancia somos fabricantes de butacas lactancia y contamos con años de experiencia en hacer de la lactancia un momento más confortable para el bebé y su mamá.

Si tienes cualquier duda o no encuentras lo que buscas, estaremos encantados de asesorarte y ayudarte a encontrar la mejor opción. 

Las características que toda mecedora lactancia deben tener

Estos dos puntos son básicos a la hora de comprar un sillón de lactancia:

  • Apoyabrazos: En nuestra opinión, cualquiera silla de lactancia buena debe tener apoyabrazos. Debido al tiempo que se estará sosteniendo al bebé mientras que se da de mamar o en su defecto biberón.
  • Pensamos que si eliges una mecedora lactancia con apoyabrazos tu salud lo agradecera y estamos seguros de que no te vas a arrepentir.
  • Altura lumbar:  Casi diríamos que es obligatorio que la mecedora lactancia disponga de un respaldo alto para descansar la cabeza y la espalda de manera correcta. Realmente esto aporta una gran diferencia, ya que por lo contrario vas a terminar con una espalda y cuello doloridos si no tienes un sillón de lactancia con respaldo alto.

Buenas razones para comprar una butaca de lactancia

No sólo te da un lugar cómodo para alimentar o para dormir al bebé, el movimiento y balanceo calman al pequeño proporcionando relax y un descanso óptimo.

Esto es lo que debes tener en cuenta cuando estés lista para comprar una butaca de lactancia:

Rockers vs planeadores

La gran diferencia entre los dos tipos de butacas de lactancia es la forma en que se mueven. El tipo Rockers rock realizan un movimiento de estilo similar a un arco, mientras que los planeadores pueden avanzar y retroceder (algunos pueden ser giratorios también).

Los planeadores tienden a ofrecer un paseo más suave. Además, están diseñados para no atrapar los dedos de los pies debajo, algo que puede ocurrir con la butaca de lactancia de estilo rockero, pero no te preocupes, si te gusta este estilo suelen haber protectores a juego para este tipo de sillón de lactancia.

Las características de una mecedora lactancia

Butaca de lactancia durable y resistente. Debes asegurarte a la hora de escoger tu butaca de lactancia el tipo de textil con el que está fabricada por diferentes motivos, en primer lugar, para evitar posibles alergias tanto en la mamá o papá como en el propio bebé.

Por otra parte, es importante saber el tipo de textil con el que se ha fabricado para saber lo resistente que puede llegar a ser, y estar a prueba de derrames

Amortiguación. Por encima de todo, el planeador o rockero tiene que ser cómodo para sentarse durante largos períodos de tiempo (seamos honestos: tal vez incluso dormir en la butaca de lactancia). Así que elige un respaldo amortiguado, con brazos y un cojín de apoyo.

Asiento ancho. Cuando estás alimentando o calmando al bebé, habrá momentos en los que necesitaras moverte un poco mientras permaneces sentada y modificar la postura para seguir cómoda con una postura correcta.

Optar por un asiento ancho en la butaca lactante es especialmente útil si se está amamantando, ya que existen una gran variedad de posiciones para dar de mamar y seguramente probarás diferentes hasta encontrar la más adecuada para ti y tu bebé.

Asiento reclinable. Volvemos a la comodidad ya que sabemos lo especiales que son estos momentos y no quisieras estropearlos por estar incomoda, ¿verdad? Te recomendamos optar por un sillón relax, será útil cuando el bebé crezca ya que puede ser el lugar de la siesta tanto de niños (mayores) y adultos.

Mecanismo de bloqueo. Muchos sillones lactantes vienen con esta característica útil, que evita que la silla se mueva cuando no lo desees. Esta parte es importante a la hora de levantarse con el pequeño en brazos para evitar que se deslice, evitando así golpes y caídas.

Mecedora Lactancia a prueba

La mejor manera de ver si una butaca o mecedora lactancia va a ser la mejor opción para ti y tu pareja es sentarse en ella y realizarse las siguientes preguntas: ¿Es segura? ¿Tiene un buen apoyo de cuello y espalda? ¿Hay espacio suficiente para moverte? ¿Tus pies descansan cómodamente en el suelo? ¿La tela es la adecuada para tu piel?

Además, comprueba con qué facilidad se reclina y se bloquea (si buscas estas características) y si el movimiento deslizante es tan suave como quieres.

Recomendamos leer la garantía de los sillones de lactancia, butacas o mecedoras lactancia. En Sillón de Lactancia disponemos de una garantía de la fabricante mínima de 2 años en todos nuestros productos tal y como indican los criterios y condiciones descritas en el Real Decreto Legislativo 1/2007, de 16 de noviembre, por el que se aprueba el texto refundido de la Ley General para la Defensa de los Consumidores y Usuarios y otras leyes.

Sillones de Lactancia