607 300 044 (Ayuda 24h) Envío Gratis

Sillón de Lactancia Polipiel La Nanita

248,85 €

315,00 €

-21%

Los colores de los tejidos pueden variar ligeramente

Butaca Tapizado Polipiel con Balancín de fabricación española de la marca La Nanita.

Ideal para poder disfrutar de una manera segura y agradable de un momento tan tierno como es la lactancia.

Disponible en 2 colores: Blanco y Beige

                                      

Más

Butaca Tapizado Polipiel con Balancín de fabricación española de la marca La Nanita.

Ideal para poder disfrutar de una manera segura y agradable de un momento tan tierno como es la lactancia.

Características de tu Sillón de Lactancia La Nanita

Disponible en 2 colores: Blanco y Beige

Medidas: 72 (asiento 45) x 67 / 82 (al final del balancin) x 90 cm

Madera Balancín disponible: Blanco, Cerezo y Wengue

Medidas: 72 (asiento 45) x 67 / 82 (al final del balancin) x 90 cm   

Posibilidad de pedirse en medida especial de ancho (10 ó 20 cms) y alto (10 cms)

                                                                                                                                                                                            

El Sillón lactancia La Nanita está fabricado a mano y utilizando la mejor materia prima, tanto para los tejidos y acabados como para la estructura interna del mismo. Calidad y confianza para un sillón balancín excepcional con 2 años de garantía.

                                           

¿Por qué elegir polipiel para mi butaca de lactancia?

Vamos a empezar por definir qué es la polipiel o también llamada piel sintética. Es una tapicería, aunque también se ha extendido su uso al mundo de la moda, la confección de ropa y en general para la decoración del hogar si bien su origen estuvo desde el principio ligado a los tapizados de sofás y sillas.

También se la conoce con el nombre de Skay, un nombre comercial registrado por una firma alemana y que tuvo mucho éxito sobre los años 70. Sin embargo, el Skay fue decayendo en su uso al considerarse que no tenía la suficiente calidad.

Por el contrario, la polipiel ha ido creciendo en calidad tanto en su tacto como en su composición y ya lo puedes encontrar de todos los tipos, texturas, tamaños y colores e incluso en relieve. Hay muchas calidades y composiciones, algunas de ellas llamadas ecopiel, similpiel o novapiel consisten en una mezcla de restos machacados de piel natural ligados con otras fibras. 

Hoy por hoy, su apariencia y tacto son muy similares a los de la piel, con la diferencia que el precio es mucho más asequible que el de la piel, e incluso que algunas telas de calidad.
Es un material lavable y puede ser limpiado en seco y ese es su punto fuerte. Se limpia con facilidad y no se mancha al ser prácticamente impermeable, algo que convierte a la polipiel en uno de los tejidos más demandados para la fabricación de sillones de lactancia. De hecho, la mayoría de las manchas salen en un sofá de polipiel. 
Para mantener en perfectas condiciones tu butaca de lactancia en polipiel basta con usar un paño húmedo con jabón, algodón con leche desmaquillante o piedra de arcilla. No se debe frotar la polipiel con fuerza. También hay que evitar las esponjas abrasivas y los disolventes con cloro, alcohol, productos limpiacristales o aerosoles. Para manchas de tinta o si alguna prenda destiñe encima de la polipiel, utiliza algodón con leche desmaquillante y alcohol a 90º o vinagre blanco.

Los clientes que compraron este producto también han comprado...